© Carolina Adame Photography

Durante esta temporada Navideña quiero tomar la oportunidad para reflexionar y escribir sobre la Navidad. La Navidad definitivamente ha tomado un tono diferente desde que Paulito y Vicky llegaron a este mundo. Pero para ser honesta, esta temporada Navideña he estado muchos días en piloto automático y no muy alegre. En general, nunca me había tomado el tiempo para reflexionar sobre nuestras tradiciones familiares Navideñas. Creo que ni siquiera había contemplado la palabra “tradición”. Hasta hoy en día solo había definido “tradición” como algo que se me ha sido entregado a mí y no como algo que nosotros estábamos creando con nuestros hijos. En cuanto le di la vuelta a la definición de “tradición” me di cuenta de que ya estábamos desarrollando con nuestros hijos esta nueva perspectiva—solo tenía que abrir mis ojos (¿o mi mente?) para verlo.

1. Cobertor Navideño

De niña tengo recuerdos de ir a la casa de mi vecina durante las fiestas Navideñas y ver sus casa completamente decorada y de ver mi salón de clases siempre muy festivo. Pensé, cuando tenga una casa la quiero decorar para las fiestas. Aun no tengo una casa pero si tenemos un hogar y como vivimos bajo un presupuesto trato de cada año incrementar nuestra colección de decoraciones Navideñas.   Hace dos años finalmente pude comprar cobertores Navideños para las camas de los niños. Los compré en Pottery Barn Kids. Definitivamente es todo un quehacer el cambiar los colchones y sábanas pero me encanta entrar al cuarto de los niños e inmediatamente recordar que es tiempo de Navidad. Este año Paulito y Vicky me recordaron que les pusiera sus cobertores. Fue maravilloso el saber que ellos también estaban esperando el cambio.

2. Fotos Familiares

Creo que el tener nuestras fotos familiares tomadas por un fotógrafo profesional ha sido, en mi opinión, una de las mejores inversiones que hemos hecho. Conocimos a nuestra fotógrafa familiar, Carolina Adame, a través de una amiga mutua cuando Vicky tenía algunos meses de edad y desde entonces ella ha tomado nuestras fotos casi cada año. Ahora los niños ya la conocen y ella es increíble y super paciente con mis niños. Carolina es mamá y siento que realmente entiende que cada familia tiene una esencia y su pasión es capturarlo en sus fotos. Más a parte, las fotos que ha tomado Carolina tienen un significado importante por dos razones muy practicas. Primero, yo casi siempre soy la que estoy tomando fotos de nuestros hijos, así es que, el poder tomarme una foto con los niños (fuera de un selfie) es casi imposible. Segundo, el tomar una foto familiar con los cuatro es más difícil porque alguien tiene que tomar la foto y eso requiere de molestar a alguien con tomarnos la foto y ahora estamos a la misericordia de sus habilidades en tomarnos a todos con los ojos abiertos. Sé que este es un lujo porque un buen fotógrafo no es barato, pero si encaja dentro de su presupuesto, definitivamente lo recomiendo. También espero que sean tan afortunados como nosotros en encontrar a alguien que capture el espíritu de su familia con la precisión con que Carolina nos ha capturado a nosotros.

© Carolina Adame Photography

3. Tarjeta Navideña

En cuanto recibimos nuestras fotos familiares inmediatamente empiezo a crear nuestra tarjeta Navideña. Claro que me doy cuenta que esta es una tradición casi extinta ya que recibimos menos tarjetas Navideñas cada año, pero nuestra tarjeta sigue teniendo un significado especial para mí. Para mí, la tarjeta Navideña es nuestra oportunidad de mandar deseos para unas felices fiestas y amor hacia nuestra familia y amistades.   Lo veo como nuestro pequeño regalo y, como tal, soy muy intencional y me obsesiono sobre cada detalle: lo que va en el frente de la tarjeta, lo que va al reverso de la tarjeta, asegurándome que las palabras en la tarjeta reflejen el mensaje que queremos transmitir, y también me aseguro que las estampillas sean Navideñas (para nombrar algunos de los detalles). El año pasado Paulito y Victoria me ayudaron con el ensamblaje de las tarjeta y este año Victoria fue mi ayudante haciendo casi todo el ensamblaje incluyendo el relleno, cerrar y estampar las tarjetas. Este proceso se ha convertido en un ritual que hacemos juntos, y me encanta. También guardo una copia de cada tarjeta y tengo la intención de crear un libro de ellos en el futuro. Tiny Prints es nuestro sitio favorito para ordenar nuestras tarjetas.


4. Ornamentación Navideña

Algo más que hago con nuestras fotos familiares es crear un ornamento Navideño. Este es un tesoro que aumenta de valor intrínseco cada año. Este año los niños decoraron el árbol Navideño casi solos y se escuchaban las risitas de cada uno al verse más pequeños. Me encanta ver cada uno de los ornamentos y revivir los recuerdos de los niños con cada año que pasa . Antes compraba los ornamentos en Hallmark pero se me hizo muy difícil encontrar una tienda de Hallmark cerca, así es que, estos dos años pasados los he ordenando en Tiny Prints junto con nuestras tarjetas. También me encanta poder usar nuestras fotos familiares en varios proyectos.

                                                    

5. El “Duende en el estante”

Carlitos, nuestros duende, llegó el año pasado, así es que definitivamente se ha convertido en una nueva tradición, pero tengo que decir que me hubiera gustado haberme enterado sobre esta tradición mucho antes. Tristemente, nuestros hijos (6 y 8) se están acercando a ese momento cuando dejan de creer en la magia de la Navidad, o mejor dicho, en Santa Claus. Para mí, lo lindo del “Elf on the shelf” es que se manifiesta la magia de la Navidad en los niños cada mañana, en vez de solamente el día de Navidad cuando llegan sus regalitos de Santa Claus (o los reyes magos si celebran el 6 de enero). Cada mañana despiertan y creen en la magia de la Navidad. El gozo que se refleja en sus caritas cada mañana es incomparable.  Sí, hay noches cuando ya estamos acostados para dormir y uno de los dos (usualmente mi esposo) tiene que levantarse porque nos damos cuenta que no hemos movido a Carlitos, pero pensar en sus caritas el día siguiente nos motiva. Definitivamente voy a extrañar este tiempo mágico con los niños.

                                                                                         

Bueno, ¡ahí esta! Mis cinco tradiciones Navideñas favoritas (hasta ahora). Gracias por visitar nuestro blog y leer mis pensamientos. Estoy agradecida por haber escrito este blog porque la experiencia de escribirlo me ha dejado una sensación más profunda del espíritu Navideño que, de cierta manera, había comenzado a perderse en mi vida cotidiana agitada. Estoy llena de gratitud y este es un regalo que puedo abrir todos los días durante esta temporada Navideña.

De parte de nuestra familia a la suya les deseamos una feliz Navidad y un feliz prospero Año Nuevo!!!

Si les gustó este blog y sienten que la información le sería útil a alguien más, por favor compártanlo con sus amistades y/o familiares. Si no se han subscrito a nuestro blog y página de Facebook les recomiendo que lo hagan. ¡Tenemos unos proyectos interesantes listos para el 2017 y no queremos que se los pierdan! Gracias por dejarnos ser parte de su evolución parental.