¿Cuál es mi consejo para usted?

© Carolina Adame Photography

Cuando le empecé a compartir a mis amistades y familia que íbamos a empezar a escribir un blog con Paulo, inmediatamente empecé a recibir varias preguntas sobre mis consejos sobre la crianza de los hijos. Muy bien, déjenme clarificar algo ahorita mismo. Yo no estoy escribiendo estos blogs porque creo que soy una experta en la crianza de los hijos. Yo no estoy escribiendo estos blogs porque tengo una barita mágica para todos los padres o porque estoy tratando de convencerte de que críes a tus hijos como yo. Yo estoy escribiendo estos blogs porque realmente creo que la manera en que criamos a nuestros hijos es super importante. Tan importante que quiero hacer mi parte para que tú tengas toda la información posible sobre este tema. Déjame repetirme: Yo no te voy a decir como debes criar a tus hijos. Pero, si te pudiera persuadir de alguna forma, te ofrecería solamente un consejo para tu consideración.

¿Cuál es el consejo? Bueno, simplemente esto: cría a tus hijos con intención. Realmente creo que las maneras especificas de crianza van a variar de padre a padre y de hijo a hijo. Pero también creo que lo que debe guiar cada decisión parental es últimamente tu intención. Demasiados de nosotros estamos criando a nuestros hijos en automático y el rol de ser padre es demasiado importante para no darle el tiempo y espacio que se merece en tu vida.

Ahora, ¿qué significa criar con intención? El ser intencional es un proceso. Primero tienes que preguntarte “¿por qué estoy haciendo esto?” ¿Estoy actuando en automático? Usualmente la respuesta a la pregunta de “ ¿por qué estoy criando a mis hijos de esta manera?” es “porque así es como me criaron a mí” seguido por “a fin de cuentas yo salí bastante bien.” ¡Y eso puede ser absolutamente cierto! Solo tú lo sabes. Pero creo que primero necesitamos observar si la manera en que estamos criando a nuestros hijos es la manera en que lo queremos hacer. Ósea, ¿estoy criando a mis hijos conscientemente? o ¿me estoy dejando llevar sin pensarlo?

También es posible que no nos demos cuenta de que hay otras maneras de criar a nuestros hijos. En mi experiencia, yo crecí pensando que solamente había dos maneras de hacer que tus hijos hicieran lo que tu querías,: gritándoles o pegándoles. Me acuerdo de la primera vez que miré a una de mis amigas, que también es mamá, jugando con su hija y pensé “oh, ¿tenemos que jugar con ellos?” Esa fue una idea revolucionaria para mí. Tenemos que empezar a cuestionar como es que llegamos a criar a nuestros hijos de la manera en qué lo estamos haciendo.

Ahora, ya que tengas una idea de si estás criando a tus hijos conscientemente o bajo la influencia de nuestros reflejos (el condicionamiento de nuestros cerebros), la próxima pregunta es “¿qué es lo que le estoy tratando de enseñar ahorita mismo a mi hija/o?” La palabra disciplina viene de la palabra “discípulo” que quiere decir “el enseñar”, así es que, ¿qué es lo que quieres enseñar? ¿Amabilidad? ¿Perseverancia? ¿Compasión? ¿Ética trabajadora? ¿Integridad? ¿Paciencia? ¿Qué es lo que quieres infundir en tus hijos? ¿Qué clase de adulto quieres criar?

He oído a diferentes personas decir que quieren que sus hijos sean exitosos en sus vidas, que realmente creo que es otra manera de decir que quieren que tengan bastante dinero. Y sé que éste deseo viene del gran amor que uno le tiene a sus hijos.   Como padre/madre no quieres que tus hijos vivan las mismas dificultades y carencias que uno experimentó. Así es que uno quiere que sus hijos sean exitosos financieramente. Bueno, si uno usa esa definición de éxito – Donald Trump es bien exitoso. Piensen en esto: ¿Trump refleja el tipo de adulto que ustedes anhelan infundir en sus hijos? Sé que estoy usando un ejemplo extremo, pero creo que a veces perdemos de vista las cualidades que realmente son importantes engendrar en nuestros hijos.

Honestamente yo pienso en esto bastante. Hasta pienso en esto sobre mi persona. ¿Cómo defino el éxito en mí misma? Definitivamente les puedo asegurar que la cantidad de dinero que gano no me motiva. Sé que vivo una vida muy cómoda y por lo tanto es fácil para mí decir que el dinero no me motiva. Pero créanme que en estos momentos el dinero no es la manera en que mido el éxito. Mi definición de “éxito” esta basada en mi habilidad de hacer las cosas que nací para realizar. ¿Estoy usando mis talentos para servir de la manera más útil en este mundo? Quiero morir vacía, sin más talento que ofrecer. Así es que cuando pienso en mis hijos, pienso en como les voy a ayudar a descubrir la razón por la que nacieron. ¿Cómo es que van a llegar a ser más útiles y de servicio en este mundo?, y a la vez, ¿cómo pueden llegar a ser amables, compasivos, humildes y fuertes?

Muy bien, creo que ya dije lo suficiente. Espero que haya sembrado una semilla en ustedes sobre la importancia de criar a nuestros hijos intencionalmente. Madres y padres, por favor no dirijan su atención en otras cosas en su lista del día sin primero pensar en estas preguntas. ¿Qué es lo que le quiero enseñarle a mis hijos? ¿Qué es mi intención como padre? ¡Me encantaría escuchar sus respuestas!   Por favor déjenme comentarios o mándenme un correo electrónico. También, si les gusta el blog, ¡por favor compártanlo con sus amigas/amigos! Gracias por dejarnos ser parte de su evolución como padres. ¡Hasta pronto!

A su servicio,

Yesenia